¿Vas a firmar un nuevo contrato de alquiler pronto como arrendador o arrendatario? La mayoría de nosotros hemos escuchado algunas historias de alquiler terroríficas, o incluso hemos experimentado algunas.

Los propietarios que no responden cuando se les necesita, las fianzas que no se devuelven, la ambigüedad en las clausulas del contrato como puede ocurrir con la duración mínima de tu contrato de alquiler, puede llevarle a una situación indeseable.

Evitar estas situaciones problemáticas comienza con la firma de acuerdos de arrendamiento efectivos que aseguren la armonía entre los inquilinos y los propietarios. Por esa razón hemos seleccionado 3+1 preguntas clave para comprender mejor su contrato:

¿Cuál es la duración mínima de mi contrato de alquiler?

La duración del contrato de alquiler es libre y pactada por ambas partes, aunque se suele pactar de 1 año como mínimo. Si en el contrato consta una duración inferior a cinco años, el inquilino puede prorrogar el contrato en plazos anuales cuando éste venciera, hasta el limite ya mencionado de 5 años. Existe además la llamada “tácita reconducción”, que posibilita al inquilino alargar la estancia en la vivienda por un máximo de 3 años más.

En caso de que el dueño fuera una empresa en vez de un particular, la duración sería de 7 años en vez de los 5 mencionados.

Una vez transcurridos los cinco años, si ninguna de las partes ha notificado intenciones de cambio en la duración del contrato de alquiler a la otra con treinta días de antelación, se prorrogará durante un año más.

Si las partes no comunican nada transcurrido ese sexto año, la relación entra en tácita reconducción. Si las partes no han acordado plazos de duración determinados para el contrato de alquiler, se entenderá que el arrendamiento será de un año.

¿Qué ocurre si quiero seguir viviendo en el piso, pero el arrendador lo rechaza?

Tras el primer año de duración del contrato y en caso de necesidad, el arrendador puede solicitar la vivienda, aunque no conste en el contrato.

Si el arrendador necesita la vivienda para sí mismo, para su familiar o por adopción, o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial, lo comunicará a su inquilino con dos meses de antelación y éste tiene la obligación de entregar la vivienda.

¿Puedo dejar el alquiler antes de un año?

El inquilino podrá terminar su contrato de alquiler pasados los seis meses o antes del año, siempre y cuando lo comunique por escrito al propietario con una antelación mínima de un mes.

Arrendador y arrendatario pueden acordar una indemnización por dejar el alquiler antes de un año. La nueva ley también contempla la posibilidad de que inquilino y propietario estipulen una indemnización de una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir.

La indemnización no podrá utilizarse para pagar las rentas de los meses que falten para cumplir el contrato de alquiler en el caso de dejar el alquiler antes de cumplir el año, a no ser que ambas partes lo acuerden.

¿Es obligatorio pagar fianza para alquilar?

El depósito de la fianza es obligatorio en todos los contratos de alquiler. Esta es una cantidad que sirve de garantía para el casero, para poder hacer reparaciones en el caso de que existieran daños causados por el inquilino en la vivienda

Durante la firma del contrato será obligatorio abonar una mensualidad como pago por adelantado del primer mes y otra mensualidad como fianza para el alquiler del piso. El plazo de devolución de la fianza será de un mes desde que se devuelve el inmueble a su dueño y se entregan las llaves.